5 RAZONES POR LAS QUE DEBERÍAS IR A LA IGLESIA TODAS LAS SEMANAS

Se recuerda que en tiempos antiguos las abuelas iban a la iglesia todas las semanas. Era parte de la cultura de nuestra familia. Pero la rutina y las responsabilidades diarias, ha hecho que asistir a la iglesia una vez al mes sea la nueva norma.

Ten cuidado porque es fácil perderse de la iglesia si sientes que no encajas. La Iglesia puede cambiar tu vida de muchas maneras. Aquí algunas razones y recomendaciones por las que querrás asistir a su próximo servicio en la Iglesia.

Una de los objetivos más importes es que debemos saber que la iglesia no es solo un lugar para ir los domingos, sino una reunión de personas que se han comprometido a buscar a Dios cada día sin importar la adversidad. En Algunas ocasiones las personas a las que llamo mis amigos más queridos son aquellas que he conocido dentro de la iglesia y que han tenido el placer de servir al evangelio al lado.

1. UN LUGAR DONDE PUEDES USAR TUS DONES PARA EDIFICAR
Dios en su infinita misericordia nos ha dado a cada uno de nosotros no solo talentos naturales, algunos tienen dores de cantar o tocar un instrumento, sino también dones espirituales, que cuando los pones en uso, edifican al cuerpo de Cristo que es, la iglesia de Jesucristo. Si no sabes cuáles son tus dones, aquí hay algunos pasajes bíblicos que te guiarán: 1 Corintios 12-14, Romanos 12, Efesios 4 y 1 Pedro 4. Póngase en Oración y Dios lo guiará.

UN LUGAR PARA DESCUBRIR TU PROPÓSITO
En la Biblia que es la palabra de Dios encontramos en el libro de Jeremías 29:11 dice: Porque yo sé los planes que tengo para ti, declara el Señor, planes para prosperarte y no para dañarte, planes para darte esperanza y un futuro. Dios tiene un plan para todos nosotros. Él conoce los pelos en nuestras cabezas y ha ordenado cada uno de nuestros pasos.

Pero descubrir cuál es el propósito y el plan es más fácil decirlo que hacerlo. A medida que los miembros de su iglesia llegan a conocerlo, pueden expresar palabras de aliento y afirmación en su vida. Pueden ayudar a navegar a través de las aguas fangosas que llamamos vida. Buscar consejo sabio es uno de los muchos beneficios de ser parte de una iglesia, y algo que es difícil de encontrar fuera de los miembros de la familia y amigos cercanos.

2. UN LUGAR PARA ENCONTRAR CONEXIÓN
Quizas te preguntaras para que me sirve pero siempre es bueno Ser parte de una iglesia te permite conocer muchas personas no solo durante mi tiempo en el ministerio, sino también en la vida diaria como cristiana. Algunas personas son exactamente como nosotros mismos, mientras que otras son todo lo contrario pero asi es la vida.

Estar en relación con personas que son lo opuesto a uno puede ser una forma de comenzar a trabajar para cambiar ciertas cosas de nuestras vidas y entablar mejores relaciones, poniendo a prueba nuestro amor por el prójimo y paciencia, esto será bastante bueno ya que te ayudará como un buen individuo en la sociedad.

3. LA ADORACIÓN EN LA IGLESIA ES INCOMPARABLE
Aunque muchas que están encargado de la adoración en la iglesia pueden hacerlo en sus casas pero nunca será igual. Lo que sí es seguro que nada se compara como estar en la iglesia junto a la presencia de Dios y su Espíritu Santo. Mi vida se enriquece cuando adoro con los demás algo que no sucede cuando estoy sola en casa.

4. PARA QUE PUEDAS APRENDER LA PALABRA
El hecho que esta parte esté en la numero 4 no significa que sea la menos importante, lo que si debemos saber es que es bueno aprender de la Biblia que es la palabra de Dios y debemos escudriñar cada día y hacer un hábito de lectura de la palabra de Dios.

Cuando vas a la iglesia, tienes la oportunidad de escuchar la Palabra predicada por el pastor quien sabe cómo dar un mensaje para sus ovejas. Siempre habrá algo para ti en cada mensaje, puede ser aliento, exhortación, confirmación, alerta, es decir, una palabra siempre tocará tu corazón según lo necesites ese día.

5. PARTICIPACIÓN EN MISIONES
Considera siempre participar en todas las actividades que pueda dentro de la congregación donde estas esto puede ayudarte a desarrollarte como persona y el como ministro del Señor. Las iglesias siempre se encargan de realizar misiones con los miembros de la congregación para compartir el amor de Jesús con aquellos que nunca antes escucharon su nombre. Asistir regularmente a la Iglesia, te prepara para llevar a la palabra y poder compartir las buenas nuevas.

Fuente: familiacristiana

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *