CHINOS MEMORIZAN LA BIBLIA «PORQUE EL GOBIERNO NO PUEDE SACAR LO QUE ESTÁ EN EL CORAZÓN»

CHINA. – Después de un viaje a china, el pastor Wayne Cordeiro de New Hope Christian Fellowship Church en Honolulu, Hawai, está animando a la gente a ser más semejantes a los cristianos chinos.

En una predicación, el pastor compartió una experiencia que tuvo en China, donde realizó un entrenamiento con 22 líderes de la provincia de Hunan.

El entrenamiento tuvo lugar en una habitación de un hotel de 65 metros cuadrados, sin sofás o aire acondicionado. “¿Si somos atrapados que va a suceder conmigo?”, comenzó a preguntar Cordeiro.

“Usted será deportado en 24 horas y vamos a la cárcel por tres años”, respondieron los cristianos chinos.

El pastor prosiguió preguntando cuántos ya habían sido arrestados. De los veintidós, 18 dijeron que habían sido arrestados por su fe.

A continuación, comenzaron el estudio bíblico sobre la base del libro de 2 Pedro. Tenían sólo quince biblias, luego siete personas se quedaron.

“Le dije vamos a 2 Pedro 1, vamos a leer. Entonces una señora le entregó la Biblia de ella a una persona de al lado, y yo pensé ‘humm interesante’ “, compartió Cordero.

En cuanto comenzaron a leer, el pastor pronto percibió por qué había dado la Biblia porque la mujer había memorizado todo el libro.

“Cuando el estudio terminó, fui a ella en un intervalo y le dije: ‘usted recitó el capítulo entero’”, contó Cordeiro. “En la cárcel, usted tiene mucho tiempo”, ella respondió. “¿Ellos confiscan la Biblia?”, preguntó.

La mujer reveló que habían confiscado todo tipo de material cristiano, pero la Biblia escrita en papel era contrabandeada y escondida de los guardias de prisión.

“Es por eso que lo memorizamos lo más rápido posible, porque, aunque ellos puedan llevarse el papel, sin embargo, no pueden tomar lo que está escondido en nuestro corazón”, ella compartió con el pastor.

Solicitud inusitada

Después de que el estudio de tres días fue concluido, el pastor dijo que los cristianos chinos pidieron una oración para que ellos tuvieran la fe parecida a la de los estadounidenses. Pero Cordeiro se negó.

“Ustedes tomaron un tren por trece horas para llegar aquí. En mi país, si usted tiene que conducir por más de una hora, la gente no va. Ustedes se sentaron en el suelo de madera por tres días. En mi país, si las personas tienen que quedarse sentadas por más de 40 minutos, se van “, explicó Cordero.

“Ustedes se quedaron aquí por tres días en un piso de madera dura. En mi país, si no hay asientos acolchados y aire acondicionado, la gente no vuelve. En mi país tenemos un promedio de dos biblias por familia, no leemos ninguna de ellas. Ustedes difícilmente tienen biblias y las memorizan en pedazos de papel”, continuó el pastor.

“Yo no voy a orar para que ustedes se vuelvan como nosotros, voy a orar para que nos convirtamos como ustedes”, agregó.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *