¿CÓMO PERSISTIR ORANDO EN FAMILIA?

Es necesario mantener el hábito de oración en el hogar los padres con sus hijos. Pero aveces surgen ciertos problemas. Entonces, ¿que hacer dejar de orar u orar más?

¿Deberíamos persistir en la oración? ¿Es “obligatorio” orar en familia? por supuesto, ya que una familia no puede omitir la oración.

Estorbos que nos dificultan orar en familia

El tiempo de cada integrante de la familia, o la rapidez de sus oficios por la mañana, es una carrera que suele impedir que la pequeña familia se reúna en una oración común.

Vidas diferentes, días variados, cansancio acumulado, salidas acelerada, fatiga corporal – todos estos factores que a menudo hacen que el orar sea difícil.

Lea Android Pie; U+27A1 U+FE0F; Emoji Sismo de magnitud 5.8 sacudió a Puerto Rico «El más fuerte hasta la fecha»

Pero en otros casos más personales; es posible que el padre o cualquier miembro de la familia por su carácter incompartible, baja autoestima se niega a orar con la familia, uno de los esposos que no están de acuerdo con la creencias de su pareja, etc…

¡Hay que ser paciente y manejar la situación!

“La oración familiar es un lugar de paz, no un escenario de problemas y tensión. Por lo tanto, se debe considerar horas especificas, para que todos estén presentes y no interfiera con los oficios de los de los integrantes.

Se debe valorar el hecho de que todos lleguen a orar unidos, a pesar de que cada quien puede orar personal, el orar juntos, es como crear una muralla, una fortaleza familiar.

“La Madre Teresa dijo que una familia que ora unida permanece unida”

Tal vez, algún miembro de la familia no esté pero lo que están oran por él y por lo demás, de manera que todos se mantengan unidos en la oración aun cuando no puedan estar presentes.

No te olvide de tu comunión personal con Dios

No podemos olvidar la responsabilidad personal que tenemos con Dios, ya que muchos se limitan a orar en conjunto y pues no acuden a la oración intima entre ellos y Dios solamente.

De la oración personal, se desprende la oración en público. “Por eso, antes de orar con tu familia, ora por tu familia.”

Antes de hablar de Dios habla con Dios. La oración en familia no sustituye la oración personal con Dios, al contrario la complementa.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *