> Créeme, orar y confiar más en Dios te hace la vida más fácil, así lo descubrí - Actualizados

Créeme, orar y confiar más en Dios te hace la vida más fácil, así lo descubrí

Es común, que cada vez que iniciamos el año nos propongamos metas que queremos cumplir y/o alcanzar, pero aveces no están acorde a la voluntad de Dios, y el hecho de no alcanzarla nos produce frustración, y eso hace que nuestra vida se torne un poco difícil. Por eso, veamos lo siguiente;

1. Orar y Confiar ¿Para qué?

Aveces como humanos que somos, tendemos a posponer la oración y muchas veces cuando se presenta un problema buscamos resolverlo de una forma, sin ni siquiera pensar en la oración y por eso las cosas muchas veces no salen como queremos, por posponer la oración.

Así que no posponga la oración, aveces acudimos donde otras personas primero antes que a Dios, no hagas eso, es erróneo. Entonces, para qué debemos orar y confiar?

1- Orar es hablar con Dios, y no orar es no hablar con Dios, y una persona que no hable con Dios, pues es enemiga de Él, cada vez que dos personas son enemiga no se hablan, sin necesariamente pelear. Así que, añade tiempo a la oración cada día.

VEA Resultado de imagen para emoji youtube png 10 Cosas que nunca te habías preguntado antes

2- Confiar en Dios no es cualquier cosa. Dios nos demanda que le creamos y confiemos en Él, de esta manera le estaremos agradando. Confiar en Dios es dejar que el obre, no te apresures y mantén una constante comunión con Él.

2. ¿Cómo ordenar mis prioridades?

¿Cómo ordenar nuestras prioridades? la respuestas es la oración. Pero el detalle es que aveces no nos da el tiempo para dedicarnos a orar. Ya que estamos tan ocupado que el día tiene 24 horas y nosotros tenemos una agenda de 26 horas diaria, mientras que por otra parte muchos con esa 24 horas no hacen nada.

Entonces, ¿Qué está pasando?

Presta atención a esta anécdota; Un día llegó el padre de familia a su hogar, llega cansado del ajetreo diario, cuando llega encuentra su pequeña niña jugando, mientras él se ducha y come algo, luego se sienta a leer periódico.

Entonces la niña va donde su padre y le implora que juegue con ella, mientras el le dice que está cansado, ella insiste. Entonces él para complacerla le da el periódico que tenía, el cual tenía un mapa mundi, entonces hizo un rompe cabeza con el mapa y le dijo; que arme el mapa mundi que había en el periódico, ella se va y al instante regresa con el rompe cabeza del mapa organizado.

El padre se asombra y le pregunta que como lo hizo!, ¿como lo hizo tan rápido? Mientras que ella le responde, que detrás del mapa había dibujado un hombre, y mientras ella armaba la parte donde estaba el hombre automáticamente se armaba el mapa mundi que estaba al otro lado de la página.

Ahora, ¿Cuál es la moraleja?

Es sencilla, cada vez que organizamos el hombre primero, es decir el interior, luego se organizará el mapa mundi, es decir lo exterior.

Esto nos da entender, que antes de nosotros organizar lo exterior, debemos de organizar lo interior. Si tu interior no está organizado tu exterior (Planes, proyectos, metas) estará arruinado.

Cundo Dios está primero en tu lista, no eres el último.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *