Hombre fingió ser sordo durante 62 años para evitar escuchar a su esposa

Según la información registrada en los documentos de divorcio, Barry Dawson, de 84 años, nunca dijo una sola palabra delante de su esposa Dorothy de 80 años durante las décadas que vivieron juntos.

La Sra. Dawson aprendió el lenguaje de señas para poder comunicarse con su esposo, pero dice que aun así no era realmente comunicativo.

“Me tomó dos años aprender a comunicarme con mis manos. Tan pronto como lo hice bien, comenzó a tener problemas con su vista. Ahora que lo pienso, ¡probablemente él también fingió eso!

La pareja ha procreado seis hijos y tiene trece nietos, todos los cuales también estaban convencidos de que el Sr. Dawson era sordo.

“Cuando estaba en casa, ese imbécil siempre fingía ser sordo. “No fue hasta que vi un video de Youtube de él cantando durante una noche de karaoke en un bar mientras se suponía que él estaba en una reunión para una organización benéfica, que entendí todo”.

El abogado de Dawson, Robert Sanchez, reconoce que su cliente fingió ser sordo, pero expresó que lo hizo “por su esposa”, y agregó que “es la única manera de soportar esa molesta urraca”.

El abogado del Sr. Dawson, Robert Sanchez, dice que la artimaña del anciano no tenía la intención de ofender o engañar a su cónyuge, y que, de hecho, puede ser la razón por la qué su matrimonio funcionó durante 62 años.

“Mi cliente es bastante callado y no muy hablador, pero su esposa es molesta habladora. Si él no hubiera fingido ser sordo, se habrían divorciado hace 60 años. En cierto modo, lo hizo por ella y por su familia “.

Ambas partes deben presentarse ante el tribunal por primera vez mañana, ya que Dorothy Dawson exige una compensación económica por su “estrés y carga emocional”, así como la mitad de sus pertenencias y la pensión alimenticia.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *