Investigación científica confirma que “El Cerebro reconoce la existencia de Dios”

EE.UU.-Un estudio planteado y dirigido por National Geographic, ha revelado la posibilidad de que la creencia en Dios esté incluida de manera intrínseca en nuestro cerebro, según publica Charisma News.

“Psicólogos y antropólogos observan y consideran que los niños abandonados atesoran algún concepto de Dios. Algunos asignan esto a nuestro sentido innato de detectar patrones en el mundo (en cuanto a discernir a los depredadores o presas en la naturaleza), mientras que otros creen que se trata de una “súper sensación” o una inclinación del conocimiento para concluir que fuerzas ocultas trabajan en el mundo para el bien o parar el mal”, dice el doctor Shaheen Lakhan.

Andrew Newberg, se dedica a investigar insistentemente la “neuroteología”, realizó algunas investigaciones analizando lo que sucede en el cerebro cuando una persona ora o medita. En un período de ocho semanas de oración, “experimentaron mejoría de alrededor del 10 o 15 por ciento”.

“Esto se puede observar específicamente después de ocho semanas con 12 minutos de oración al día, entonces podría imaginarse lo que ocurre en las personas que son profundamente religiosas y espirituales, y que dedican su tiempo a estas prácticas durante horas al día, durante años”, expone Newberg.

“Luego de nuestras investigaciones concluimos y aseguramos que la meditación y la oración ayudan a reducir la depresión, la ansiedad y la tensión arterial. Básicamente transforma y altera la fisiología de la persona y, en la mayoría de los casos, de manera positiva”, expresó Newberg. Pero hay quienes todavía refutan la existencia de Dios.

En un informe para Washington Post, el ateo Elizabeth King declara que, no le es posible borrar la idea de la existencia de Dios. “La idea de que Dios es real me molesta y me hace pensar que tal vez no soy tan dedicada a mis creencias como me gustaría pensar que soy y me gustaría ser. Tal vez inconscientemente tengo miedo al infierno y quiera ir al cielo cuando muera”.


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *