Juan 6:35

Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás.

El Señor es nuestro alimento, quien se dirige a la multitud como el pan de vida, ya que muchos le seguía por los panes y por los peces, pero Jesús le habla claro y le especifica que él es pan que puede saciar nuestra alma.

VEA Resultado de imagen para emoji youtube png 5 COSAS QUE DEBES SABER ANTES DE MORIR

También Jesús llama a que venga a Él, pero que no tengamos hambre, sino que estemos saciado con él.

El pueblo de Israel se alimentaban con el maná en el desierto, Pero volvían a tener hambre, para eso Cristo vino a saciarnos para no tener ni hambre ni nunca más.

Pero observemos que también hace una llamado a que creamos en él.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *