La Madre de El Chapo Ora para que su hijo se convierta a Cristo «antes que sea tarde»

MÉXICO.- La madre del narcotraficante mexicano «El Chapo», está intercediendo continuamente por su hijo para que se entregue a Jesucristo.

«Antes de que sea demasiado tarde,  porque ya probó el mundo», dijo María Consuelo Loera Pérez, hoy con 90 años, desde lo alto de las montañas de Badiraguato, un pequeño pueblo rural en el estado mexicano de Sinaloa, según informó.

Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, «El Chapo», de 61 años de edad, fue declarado culpable de los diez cargos contra él por un Tribunal en Nueva York. La sentencia podría ser de cadena perpetua en Supermax, prisión federal de máxima seguridad en el estado de Colorado, EE.UU.

Doña consuelo, como es conocida por los vecinos, tiene una vida sencilla, lejos de los lujos que rodeaban a su hijo. Su casa está rodeada de recuerdos y una televisión antigua, que nunca mira. «En lugar de perder el tiempo viendo la televisión, me dedico a estudiar la Biblia«, dijo la madre de «El Chapo», quien lee entre cuatro y cinco capítulos todos los días.

Doña Consuelo dice que nunca dejó de orar por el cambio de su hijo. «Como madre, siempre estoy pidiendo su bienestar y, como madre, estoy sintiendo lo que le está sucediendo. Tengo un Dios que me ayuda y me da Fuerza«, dijo.

Doña Consuelo contó, que cuando se enteró de la captura de su hijo, dijo: «Dios me está dando fuerzas y sé que Él está conmigo y mis hijos«, dijo. «Confío en que Dios me cuidará y tocará el corazón de las autoridades que lo han arrestado. Un día reconocerán que también tienen un Dios para perdonarlos».

Al ser preguntada acerca de un mensaje que le gustaría dejar a su hijo, Consuelo dijo: «Que se entregue a Jesucristo antes que sea demasiado tarde, porque el ya sabe cómo es el mundo. Que ahora busque a Dios para que sepa que Dios es el único que puede protegerlo y ayudarlo Y Sacarlo en todos los problemas«.

La madre de El Chapo también dijo que está rodeada de hermanos en la fe. «Están orando por él, en todas las iglesias, y sé que el Señor mueve todos los corazones. Dios moverá los corazones para ayudarlo y pronto será liberado. Lo que es imposible para el hombre, para Dios es posible», dijo Consuelo.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *