“PARA MÍ, JESÚS ES MÁS IMPORTANTE QUE LA CHAMPIONS”, DICE ARQUERO DEL REAL MADRID.

El arquero costarricense, Keylor Navas, del Real Madrid, afirmó que su fe en Jesús es más importante que cualquier cosa, incluso de cualquier torneo internacional.
Navas, entró a la historia al conquistar la tercera copa de la Champion League de Europa, tras la victoria del Real Madrid ante el Liverpool en Kiev, con el marcador de 3 a 1.

Durante una entrevista con el medio ABC, Navas habló acerca de los desafías que enfrentó con el equipo, justo cuando estuvo a punto de ser transferido a otro club, después de la primera temporada.

“Dios tiene un propósito para cada persona. Recuerdo muy bien que cuando me dijeron que sería vendido a otro club, mi esposa y yo oramos y le dijimos a Dios que si él quería que me quedara (en el Real Madrid), sería muy feliz…. Siempre le he pedido a Dios que me diera la oportunidad de escribir mi historia en este club. Las cosas no suceden por casualidad. Aquí estoy, escribiendo mi historia y ganando títulos”, dijo.

Navas ha expresado públicamente que es un cristiano evangélico. En la ciudad de Madrid, dirige un grupo de estudio bíblico llamado “Theos Place”, que funciona como una iglesia en casa. “Nuestro objetivo es que todas las personas puedan tener una relación con Dios, se acerquen a Él, lean entendiendo la Biblia, y oren”, explica.

“Tenemos una reunión los jueves a las 20.30 horas, donde una persona comparte un mensaje de la Biblia o una predicación. También tenemos estudios de la Biblia los lunes, martes y viernes. Son grupos pequeños de 8-10 personas con un líder que ha estudiado y conoce bastante bien la Biblia, y guía a los alumnos para entenderla”, destacó el futbolista.

“El fútbol es una bendición de Dios, pero no tiene por qué ser lo más importante en mi vida. Desde que acepté a Cristo en mi corazón, mi mayor objetivo es lograr la vida eterna y poder llegar a estar junto al Señor”. dijo.

“Cristo me da sabiduría, una mente tranquila y un corazón fuerte para que en los momentos difíciles luchar, y en los momentos de bendición y felicidad no me enaltezca, tener los pies en la tierra y ser humilde. También me ayuda a pensar con detenimiento cada decisión de mi vida para saber si edifica o no”, concluyó el portero.

Fuente: AcontecerCristiano.net

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *