¿Por qué es importante orar?

Como todos bien sabemos que através de la oración nos comunicamos con Dios, y casi-mente toda la humanidad en un momento determinado ha invocado el nombre de Dios, pero es muy interesante estar comunicado con Dios constantemente, Según una encuesta, el 80% de los adolescentes estadounidenses ora a Dios, pero solo la mitad de ellos lo hace todos los días. Es muy probable que algunos se pregunten: “¿Es la oración solo una terapia para sentirme mejor?”.

Pregunta: “¿Por qué la oración diaria es importante?”

Respuesta: Sencillamente, para los seguidores de Jesucristo, la oración es la mejor manera de comunicarse con Dios. La oración es el vehículo para el diálogo diario con aquel que nos creó. La importancia de la comunicación diaria a través de la oración no se puede sobreestimar. Es tan importante que se menciona más de 250 veces en las escrituras. Entonces, ¿por qué es tan importante la oración diaria? En primer lugar, la oración diaria nos da la oportunidad de compartir todos los aspectos de nuestra vida con Dios. Segundo, la oración diaria nos da la oportunidad de expresar nuestra gratitud por las cosas que Dios provee. Tercero, la oración diaria proporciona la plataforma para confesar nuestros pecados y pedir ayuda para vencerlos. Cuarto, la oración diaria es un acto de adoración y obediencia. Y finalmente, la oración diaria es una forma de reconocer quién está realmente en control de nuestras vidas. Echemos un vistazo a cada una de estas razones importantes en más detalle.

La oración diaria nos da la oportunidad de expresar gratitud por las cosas en la vida que él provee. No es ningún secreto que debemos dar gracias al señor por todas las cosas que él provee y por todas las cosas que él hace por nosotros. Su bondad y misericordia para nosotros debería reconocerse todos los días. En 1 Crónicas 16:34, se nos ordena a “Aclamar a Jehová, porque él es bueno; porque su misericordia es eterna”. El salmista nos dice en el Salmo 9:1, “Te alabaré, oh Jehová, con todo mi corazón; contaré todas tus maravillas”. Oramos diariamente para reconocer su fidelidad y su abundante provisión en nuestra vida diaria.

La biblia dice en Filipenses 4:6-7

6 Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.

7 Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.

¿Significa eso que está bien hablarle de tus problemas? ¡Claro que sí! La Biblia misma nos invita a hacerlo: “Arroja tu carga sobre Jehová mismo, y él mismo te sustentará” (Salmo 55:22).

Pero, claro, no deberías contarle solo tus problemas, sino también tu gratitud hacia El porque la biblia nos dice que debemos presentarnos ante El con acción de gracia, el problema de hoy en día de muchas personas quieren buscar a Dios sólo cuando están en problema, tienen a Dios sólo para emergencia y no debería ser así tenemos que buscar a Dios en todo momento, podemos ver en el caso de Job que le fue fiel a Dios en lo mucho y en lo poco.

La oración diaria es una forma de reconocer quién está realmente en control de nuestras vidas. Como cristianos, sabemos quién está realmente en control. Dios es soberano. Nada sucede sin que Dios sepa (Isaías 46:9-10; Daniel 4:17). Ya que él es soberano sobre todo, merece nuestra adoración y alabanza. “Tuya es, oh Jehová, la magnificencia y el poder, la gloria, la victoria y el honor; porque todas las cosas que están en los cielos y en la tierra son tuyas. Tuyo, oh Jehová, es el reino, y tú eres excelso sobre todos” (1 Crónicas 29:11). Dios es nuestro gran rey, y como tal controla cada aspecto de nuestras vidas. Cada día debemos reconocer el lugar que le corresponde en nuestra vida, haciéndolo humildemente y con una reverencia reservada para un gran y maravilloso rey.

Por último, la oración es algo que todos deberíamos querer hacer diariamente. Sin embargo, para muchos cristianos puede ser un desafío el humillarse a sí mismo diariamente en oración. Para aquellos que han estado caminando con el señor durante muchos años, la oración diaria puede llegar a ser obsoleta y carente de la debida convicción o reverencia. Si uno es un creyente nuevo o uno ya fundamentado, la oración debe ser siempre considerada como LA mejor manera de hablar con Dios. Imagínese el no hablarle a un ser querido o a un amigo cercano. ¿Cuánto tiempo duraría la relación? La oración diaria con Dios es una comunión diaria con nuestro padre celestial. Es realmente sorprendente que Dios quiera tener comunión con nosotros. En realidad, el salmista pregunta: “¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria, y el hijo del hombre, para que lo visites?” (Salmo 8:4). La oración diaria es una buena manera de comprender esta increíble verdad y el maravilloso privilegio que Dios nos ha dado.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *