Predicador es golpeado por hablar del amor de Dios frente a clínica de abortos.

EE.UU.- Un cristiano que defiende la vida del no nacido, fue agredido violentamente cuando hablaba del amor de Dios frente a una clínica de abortos.

Ryan Robertsestaba predicando frente a la clínica Whole Woman’s Health en Fort Worth, Texas, tratando que las mujeres no aborten a sus bebés, cuando de pronto apareció un sujetó y atacó a Ryan.

El pastor Mark Dickson, de la Iglesia Sovereign Love, estuvo allí cuando Roberts fue atacado, describiendo el incidente como impactante.

«Nosotros, que estamos frente a las clínicas de abortos y que acudimos regularmente, pasamos por muchas cosas», dijo el pastor Dickson, quien también es director de Right to Life. “No a todos les gusta lo que decimos y no a todos les gusta lo que hacemos. A veces los vemos responder arbitrariamente«.

Sin embargo, esa interacción hizo que ese hombre se detuviera en medio de la carretera, saliera de su auto y golpeara a Ryan varias veces en la cara. Todo por compartir acerca de Jesucristo«.

Aturdido y con sangre fluyendo a través de su rostro, Ryan tardó unos minutos en recuperarse antes de continuar con sus intentos de convencer a las mujeres a no interrumpir la vida de sus hijos no nacidos. Fue una notable demostración de coraje frente a un ataque inesperado y salvaje.

«Sabía que esto iba a suceder con el tiempo», dijo Roberts sobre el ataque. «Me dije a mí mismo que si eso sucedía, lo aceptaría. Como Jesús. Y eso es lo que hice«.

Ryan pronunció unas cuantas palabras tras el ataque y continuó predicando a Jesucristo. «Acabo de ser golpeado por un hombre. Pero está bien. Porque Jesús fue crucificado, fue golpeado y ensangrentado por ti, porque Él te ama«, dijo.

Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo.

 Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos; porque así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros.

Mateo 5:11-12

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *