Remedio para los riñones

¿Cómo puedo evitar que se formen las piedras en los riñones?

Para poder evitar que se formen piedras en los riñones, también es relevante saber qué produjo la causa de las piedras en los riñones anteriores.

Por lo tanto, se les recomienda a las personas hacer cambio en su alimentación, dieta y nutrición para evitar piedras en los riñones.

Seis remedios caseros para los cálculos renales

Antes de tomar cualquier remedio casero, es una buena idea hablar con un médico, si el caso es muy grave o empeora, ya que surgen efectos secundarios.

1. Agua

Tomar agua es una de las formas más fáciles de evitar y tratar los cálculos renales. La mayoría de los médicos recomiendan beber 64 tomar (oz) u ocho vasos de agua diario.

2. Jugo/Zumo de limón

VEA Image result for emoji youtube png"  5 COSAS QUE DEBES SABER ANTES DE MORIR

Los limones contienen citrato, un compuesto que permite descomponer los depósitos de calcio y retrasar su aumento. Dos vasos de 5 onzas (0.15L), el primero con el estómago vacío a primera hora de la mañana y otro unas pocas horas antes de la cena, pueden ayudar a deshacer las piedras más pequeñas.

3. Jugo/zumo o semilla de apio

El apio tiene antioxidantes y compuestos conocidos por aumentar la producción de orina. Añadir semillas de apio a las comidas regularmente puede favorecer a restar la posibilidad de fomentar cálculos renales.

4. Caldo de habichuelas

Las habichuelas tienen una gran cantidad de magnesio, un compuesto conocido por ayudar a reducir los cálculos renales y sus síntomas.

5. Aceite de oliva extra virgen

El aceite de oliva extra virgen es un aceite espeso y rico que puede ayudar a favorecer la eliminación de los cálculos renales al lubricar el tracto urinario.

6. Pérdida de peso

Un peso saludable más una dieta correcta, rica en alimentos nutritivos y fibra, se considera primordial para la prevención de los cálculos renales y su tratamiento.

Factores de riesgo

Los hombres son más propensos a desarrollar cálculos renales que las mujeres. La obesidad y la dieta se consideran grandes factores de riesgo para la enfermedad.

Las dietas ricas en alimentos y compuestos deshidratantes, como el azúcar, la sal y el alcohol, pueden contribuir al desarrollo de cálculos renales.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *