Salmos 1: 2 – 3

Salmos 1 : 2 – 3

1 Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, Ni estuvo en camino de pecadores, Ni en silla de escarnecedores se ha sentado;

2 Sino que en la ley de Jehová está su delicia, Y en su ley medita de día y de noche.

3 Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas, Que da su fruto en su tiempo, Y su hoja no cae; Y todo lo que hace, prosperará.

4 No así los malos, Que son como el tamo que arrebata el viento.
5 Por tanto, no se levantarán los malos en el juicio, Ni los pecadores en la congregación de los justos.

6 Porque Jehová conoce el camino de los justos; Mas la senda de los malos perecerá.

Una de las Bienaventuranzas más conocidas en el mundo Cristiano, en primer lugar nos insta a guardarnos para Dios, a evitar sentarnos o participar en hacer cosas que no le agradan a Dios, luego de haber cumplido este requisito entonces viene la recompensa de parte de Dios.

Jehová de los ejércitos garantiza que el que guarda su ley y en ella medita día y noche será plantado junto a corrientes de aguas, de manera que no se secará sino que llevara muchos frutos porque si pensamos en los árboles que están junto a las corrientes de aguas vemos como nunca se seca, y que su hoja nunca cae.

Dándonos a entender que la bendición de Dios siempre estará con nosotros, siempre habrá abundancia de pan en nuestra casa, hermano no te vayas más lejos, Dios lo que te está diciendo es que siempre habrá provisión en tu casa, en tu familia.

Que bendición más linda que todo lo que tu emprendas prosperará, recordemos a José halla en el libro de Génesis 39:3 Y vio su amo que Jehová estaba con él, y que todo lo que él hacía, Jehová lo hacía prosperar en su mano.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *