Una Madre demanda a escuela por obligar a su hijo a ser parte del «orgullo LGBT»

INGLATERRA.- Una madre cristiana ha demandado a una escuela primaria, después que su hijo fue obligado a participar en un evento que promovía los estilos de vida LGBT.

Izoduwa Montague, de 35 años, dice que las autoridades de la escuela primaria Heavers Farm en Croydon, Londres, están promoviendo de manera continua la ideología de género y exigiendo a los alumnos vulnerables a ser parte de este tipo de eventos.

«Tenemos que estar seguro de que los padres vuelvan a tener el control de lo que les sucede a sus hijos en el sistema escolar«, dijo Montague a The Sunday Times. «Creo que debemos estar pendientes de nuestros hijos cuando pasan la puerta de la escuela y no despedirnos y decir: «hagan lo que quiera con ellos»», dijo la mujer enfatizando que su familia es cristiana y ha seguido un patrón de valores..

Montague pide una indemnización de la escuela. También presentó una queja formal a Damian Hinds, Secretario de Educación de Inglaterra y Gales.

La representación legal de Montague, el Christian Legal Center (CLC) del Reino Unido, informó a LifeSiteNews que Susan Papas, la directora de la escuela que promovió el evento, es madre de otra profesora, que es una activista LGBT.

La señora Montague cuenta que su hijo de cinco años fue castigado por la dirección cuando empezó a reclamar el evento. Cuando ella decidió ir a la escuela para reclamar por el trato dado a su hijo, fue impedida de entrar en el edificio.

«Después que reclamé de que mi hijo pequeño fuera obligado a participar en evento que va contra nuestras creencias cristianas, la actitud de la escuela hacia mí cambió completamente», afirmó Montague, que decidió entonces trasladar al niño a otro centro educativo.

«No estaba tratando de impedir que realicen su evento, sólo quería que mi hijo recibiera educación, en vez de adoctrinamiento«, agregó.

CLC afirma que la Escuela Primaria Heavers Farm está «forzando una agenda LGBT muy agresiva para los niños menores de 12 años de una manera que abusa de los derechos de los padres«.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *